Francia: Asombro por el respaldo del Gobierno a Triaca

Internacional 19 de enero de 2018 Por
La Agencia France-Presse destacó en una nota: "Gobierno argentino apoya a ministro de Trabajo que empleó en negro a doméstica".
Captura de pantalla 2018-01-19 a las 14.49.55

El gobierno de Argentina respaldó al ministro del Trabajo, Jorge Triaca, envuelto en la polémica luego de que su empleada doméstica denunció que la había contratado en negro, justo cuando se prepara para las discusiones salariales anuales con los sindicatos.

El caso estalló hace pocos días, cuando la empleada fue despedida y denunció a Triaca, divulgando además un mensaje en el cual la insultó.

"Para nosotros no está bien, está mal lo que ocurrió con el exabrupto, pero él ya pidió disculpas", dijo este viernes Marcos Peña, jefe de gabinete del presidente Mauricio Macri.

"Es un excelente ministro de Trabajo, respaldamos su trabajo. No sentimos que sea algo que tenga que costarle el cargo", añadió Peña en una entrevista con Radio Mitre.

Además de esa contratación irregular, Triaca había nombrado a la mujer como interventora en un sindicato, mientras seguía trabajando en su casa.

"Elegirla como interventora del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) también fue un error. Se privilegió la confianza por sobre otras cuestiones, pero creemos que es un error. Él lo ha explicado y lo seguirá explicando pero no invalida su capacidad como ministro", subrayó Peña.

El gobierno de Macri debe iniciar en pocas semanas discusiones salariales con los sindicatos para definir los aumentos de este año, luego de que en 2017 se registró una inflación de 24,8%.

Además, el gobierno presentará en marzo ante el Congreso una reforma laboral, que apunta a regularizar a los trabajadores contratados en negro y a una reestructuración de los sindicatos.

El debate se produce mientras varios líderes sindicales se encuentran envueltos en escándalos de corrupción, entre ellos Marcelo Balcedo, detenido en Uruguay. donde se le han incautado al menos 6 millones de dólares en efectivo.

Los sindicatos aseveran que esos casos son utilizados para desacreditarlos de cara a las discusiones salariales.