Según un diario brasileño: "El Gabinete de Mauricio Macri guarda su patrimonio fuera de Argentina"

Política 05 de abril de 2018 Por
El diario Folha de Sao Paulo publicó una nota en su edición de hoy dando cuenta de este particular hecho.
15229047935ac5aed97a97d_1522904793_3x2_xl copia

Las declaraciones muestran que los ministros tienen en el exterior el 44% de sus posesiones, el 50% más que en 2016

Mientras el presidente Mauricio Macri viaja por el mundo para reunirse con estadistas y empresarios para decir que la economía de su país despegó y por eso vale la pena invertir en Argentina, el comportamiento de sus ministros no entusiasma a ningún potencial inversor.

Las declaraciones de los funcionarios de su gabinete relativas a 2017 muestran que el 44% de su patrimonio declarado está fuera del país. Son cerca de 365 millones de pesos.

La parte de los patrimonios que está en efectivo fue depositada en dólares, lejos de la inflación del 23% que castiga al argentino medio.

El ministro de Energía y ex CEO de la petrolera Shell en el país, Juan José Aranguren, afirmó que estaba esperando "que Argentina recupere la confianza en su economía" al ser indagado sobre sus 88 millones de pesos en el exterior, que sólo declaró en 2016.

No muy atrás en la lista de los que no muestran creer en la recuperación argentina está el propio ministro de Economía, Nicolás Dujovne, con 85 millones de pesos en el exterior.

Dujovne se justifica diciendo que "durante el kirchnerismo [2003-15] sentía que mi patrimonio estaba más protegido en el exterior. Mi declaración de 2018 va a ser muy diferente", señalando que repatriará el dinero.

Dujovne también tiene tres empresas en el exterior, en las que invierte 20 millones de pesos, y dos propiedades en Punta del Este, Uruguay.

LAVA JATO

La lista de los millonarios del gabinete de Macri es encabezada por el jefe del servicio de inteligencia, uno de los mejores amigos del presidente, Gustavo Arribas, con 108 millones de pesos fuera del país.

Arribas fue acusado por delatores de recibir dinero de la empresa brasileña Odebrecht con la intención de ejercer influencia para que la empresa ganara la concesión de las obras de soterramiento del tren Sarmiento en Buenos Aires cuando Macri era jefe de gobierno de la ciudad.

Las declaraciones de ingresos de este año muestran que los ministros, la mayoría del sector privado, no se intimidó con el hecho de estar en cargos públicos y ahora tienen la responsabilidad de dar un ejemplo y señales de que creen que el plan que tienen para el país va a salir bien.

Las declaraciones también indican que el valor en dinero que mantienen en el exterior es un 50% mayor que en 2016.

Mientras tanto, el gobierno viene haciendo campaña para que los argentinos repatrien sus dólares guardados en el exterior, declarados o no, en su mayoría en bancos en Uruguay o en los Estados Unidos.

La práctica es común incluso entre la clase media alta, castigada por la hiperinflación de los años 1980 y luego por la crisis económica de 2001, que devaluó el peso. Macri aprobó una nueva legislación que amnistiaba el dinero guardado en el extranjero y no declarado que volver al país. Su hermano, que es el actual presidente del Grupo Macri, Gianfranco Macri, fue el primero en hacerlo.

Entre los miembros de la primera fila con los activos fuera de la Argentina están: el canciller Jorge Faurie, que tiene una casa en Portugal y 4 millones de pesos cuenta en el mismo país, y uno en Francia, con 1 millón. El ministro de Justicia, Germán Garavano, declaró tener una cuenta en Estados Unidos con 1,5 millones de pesos. El ideólogo de la actual política económica argentina y que incentivó la amnistía a repatriaciones y el estímulo a las inversiones en pesos en el país, el ex ministro estrella Alfonso Prat-Gay, nunca trajo de vuelta los 40 millones de pesos de una cuenta en Estados Unidos.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, que no declaró tener parte del patrimonio invertido en empresas offshore en las islas Caimán, un paraíso fiscal, es miembro del gabinete de Macri. El escándalo sacudió al gobierno. Caputo comenzó el miércoles a responder a una comisión en el Congreso que decidirá su destino, pero la sesión fue interrumpida después de que el ministro enviara un papel a la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti en que pedía: "Mis hijas tienen 11 y 13 años, por favor no seas mala".

Cerruti respondió a los gritos y fue acompañada por los demás parlamentarios de su bloque. Todos se levantaron. La legislación argentina prevé para el delito de Caputo pena de hasta dos años de cárcel.

Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/mundo/2018/04/gabinete-de-mauricio-macri-guarda-patrimonio-fora-da-argentiina.shtml