DDHH

La nena que jugaba en la ESMA

De niña, Andrea Krichmar fue a jugar adonde trabajaba el papá de su mejor amiga. Allí vio cómo dos hombres con armas apuntaban a esa mujer. Más tarde empezó a preguntarse quién había sido esa ella, si la habrían torturado, si la habrían matado. Su testimonio fue clave para demostrar que allí funcionó un centro clandestino de detención.
DDHH 26 de junio de 2019 Por Redacción LRN