CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO POR EL GOLPE EN BOLIVIA

Internacional 25 de noviembre de 2019 Por
"Paco" Olveira forma parte del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres y fue quién difundió el pedido a Francisco.
EMPF

CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO Y AL EPISCOPADO ARGENTINO.


“¿Cuántos muertos más va a durar para que la comunidad internacional reaccione?
¿Cuántos indios más tienen que morir para que se conmueva el corazón de algunas autoridades o instituciones?” (Álvaro García Linera. Vicepresidente de Bolivia en el exilio)
Como compañerxs provenientes de distintas vertientes, aunadxs en el Proyecto Revolucionario de Jesús de Nazaret y en el caminar cotidiano con lxs más pobres, nos hacemos y les hacemos estas preguntas, porque el silencio que ustedes están sosteniendo desde la consumación del golpe de Estado en la República Plurinacional hermana de Bolivia y la posterior masacre sobre los hombres y mujeres de los pueblos originarios y los trabajadores, a esta altura suena a complicidad manifiesta.
Solamente se les ha escuchado una manifestación general por la paz y el diálogo en Bolivia, mientras el odio racial, fundamento de este golpe de Estado, ya se ha tomado para sí, cerca de 50 vidas.
Además, es un golpe que según sus artífices, está hecho en nombre de Cristo y con la Biblia en la mano, rememorando el genocidio del mal llamado “descubrimiento de América”, llevado adelante con la cruz y la espada.
¿Cuál es el motivo de tanto silencio? 
Usted, papa Francisco, no sólo es el líder de la institución-iglesia católica sino también el jefe del Estado del Vaticano. ¿No va a repudiar el golpe de Estado? ¿No le duelen las muertes de hermanas y hermanos bolivianos? ¿Qué es más importante en estos momentos, la “prudencia” o la fidelidad al Evangelio?
Usted estuvo en Bolivia en el año 2015, reunido con los movimientos populares, donde en su discurso pidió perdón por el genocidio de hace 500 años. ¿Fue verdadero ese pedido de perdón o simplemente un “acting”? A esta altura se parece más a lo segundo.
Y a los miembros del episcopado argentino, órgano eclesiástico de estrecha relación con los golpes de Estado en la historia de nuestro país……. ¿Quieren parecerse a Angelelli y Ponce de León o a Tortolo y Bonamín, hacedores de la teología de la muerte durante la dictadura genocida del 76?
La sangre de nuestras hermanas  y hermanos de Bolivia clama al cielo y exige de aquellos que dicen seguir a Jesús de Nazaret un compromiso en serio. Hoy usted, papa Francisco y ustedes obispos argentinos, con su silencio y sus palabras de ocasión, vacías y vanas, resultan cómplices de esta masacre.

Resuenan en nuestros oídos las palabras de Oscar Arnulfo Romero, San Romero de América, el día anterior a que los militares lo asesinaran: “La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la ley de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación. (…)En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡cese la represión!”.
Esperamos su palabra fiel al Evangelio de Jesús y no su silencio genocida.
¡¡ NO AL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA!!
¡¡NO A LA MASACRE DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!!

Colectivo de Teología de la Liberación “Pichi Meisegeier"

Boletín de noticias