Denunciarán a Margarita Barrientos por quedarse con dinero de sus empleados

Política 26 de noviembre de 2019 Por
Tras el despido de 25 trabajadores en Añatuya se descubrió que la "líder social" macrista se quedaba con $20 mil de cada $30 mil que cobraban sus empleados.
201911261112191df071d4a15534aff12ea4a7e6b3d60c_med

Margarita Barrientos está otra vez en el centro de la polémica. Según trascendió de fuentes altamente calificadas, la titular de la fundación que lleva su nombre habría procedido al despido masivo de aproximadamente 25 personas que desempeñaban tareas en el Hogar Comedor que inauguró en la ciudad de Añatuya hace tan solo dos años (septiembre de 2017) y al que acudieron el presidente de la Nación, Mauricio Macri, y la primera dama, Juliana Awada.

Los damnificados aseguraron a abogados que los representarán en la Justicia Federal que Barrientos les hacía firmar facturas como monotributistas por el importe de 30 mil pesos mensuales, de los que llegaban a sus bolsillos solo ocho mil. El monto mencionado se erogaba, según lo denunciado, de forma irregular en concepto de pago de haberes, y desconocen el destino de los 22 mil restantes. Los damnificados expresaron, además, que los factureros quedaban en manos de Barrientos y no en las de sus titulares. Otros perjudicados, que desempeñaban tareas de construcción y albañilería, directamente cobraban en negro sin la firma de ningún documento.

Las irregularidades están siendo evaluadas por letrados de Añatuya y ciudad Capital, quienes en las próximas horas presentarían una demanda en contra de la mencionada dirigente en representación de los damnificados.
En diálogo con el Multimedio, la Dra. Rita Martínez confirmó que los despedidos acudieron a su estudio jurídico en Añatuya para proceder a seguir los pasos legales pertinentes consistentes —hasta el momento— en el envío de telegramas a la titular de la Fundación por el irregular accionar denunciado.

“Nos pagaban $10 mil, pero facturaban $ 30 mil”

“A mí me despidieron junto con otras doce chicas y a los chicos de la obra”, señaló Marisa Molina, una de las despedidas.
“Me desempeñaba en el sector de limpieza y cocina y Barrientos nos pagaba a través de un facturero que tenían ellos con mi inscripción de monotributo”, reveló la mujer.
Agregó: “Al principio cobraba seis mil y al final unos diez mil pesos, pero las facturas se hacían por veinte o treinta mil pesos. Nunca le pregunté por qué porque enseguida se enojaba y nos trataba mal. Ella personalmente nos despidió y no nos dijo por qué. Nos corrió y nada más. Ya hemos acudido a un abogado para presentar una demanda. Hay despedidas que tienen tres o cuatro hijos chiquitos y está difícil conseguir trabajo”.

“Cobrábamos en negro y nos maltrataban”

“Soy una de las primeras despedidas por Margarita Barrientos a mitad del año 2018”, afirmó Silvana Villalba, otra de las damnificadas. “Estábamos con mis hermanas en la cocina, éramos doce trabajadores. Cobrábamos el sueldo en negro y cuando empezamos a trabajar en 2017, demoró tres meses en comenzar a abonarnos. Trabajábamos doce horas diarias”, recordó. Añadió: “Su sobrina, María Sánchez, es la encargada y maltrataba muchísimo a los empleados. Ella nos despidió de la nada, sin ninguna liquidación y hasta nos descontó del sueldo. No nos aceptaba ni un certificado médico. Barrientos nos insultaba, amenazaba con que nos iba a echar y nos quedábamos callados porque necesitábamos el trabajo”.

Fuente

Boletín de noticias