Balcedo el "sindicalista K" que resultó M

Política 05 de enero de 2018 Por
Susana Mariño, mano derecha de Balcedo, y sus vínculos con Vidal.
Captura de pantalla 2018-01-05 a las 19.19.27

A DOS PUNTAS.

Con una raíz más corta en su conexión con el camporismo, Balcedo hizo su apuesta en la última elección por la lista de Unidad Ciudadana (UC) que, por la Sección Capital, encabezó la posteriormente electa diputada Florencia Saintout. La decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata fue la única figura que La Cámpora logró imponer en los puestos de privilegio de la boleta de UC en la capital bonaerense, algo que, después de las negociaciones, había generado malestar entre las filas de la agrupación juvenil kirchnerista. En el tercer casillero de esa lista de candidatos a diputados provinciales, Balcedo logró colar a su mano derecha en el gremio Soeme: Susana Mariño.

Con su delfín dentro de la lista encabezada por Saintout, Balcedo operó mediáticamente para promover a los candidatos platenses de CFK. Sin embargo, eso lejos estuvo de traducirse en una actitud beligerante con el oficialismo.

Soeme comenzó la era Vidal como uno de los gremios más combativos. En marzo de 2016, el propio Balcedo tildó de “reaccionario” al entonces titular de la cartera educativa bonaerense, Alejandro Finocchiaro, en momentos donde el gremialista cuestionaba la contratación de empresas privadas de limpieza en reemplazo de los auxiliares docentes que realizan retención de sus tareas en las escuelas. Al mes siguiente, el sindicato presentó una denuncia penal contra Finocchiaro y Vidal por la muerte de un auxiliar docente. 

Pero, con el correr del primer año de gestión vidalista, Soeme pasó del combate a la docilidad. En diciembre de 2016, fue uno de los sindicatos que cerró con la gobernadora la paritaria estatal del año siguiente por un 18%. Ya en 2017, en pleno conflicto docente, fue una de las pocas entidades sindicales que se sentó a la mesa de negociaciones en medio de una conciliación obligatoria que había sido desconocida por la mayoría de los gremios, mientras en el vidalismo se amagaba con quitar la personería a los díscolos.

Más allá de los zigzagueantes movimientos que signaron en los últimos tiempos la relación de Balcedo con el poder político, el empresario-gremialista hoy se encuentra en una comprometida situación a raíz de lo resuelto por un juez salido de las entrañas de La Cámpora.

Fuente: http://www.letrap.com.ar/nota/2018-1-4-15-12-0-juez-de-la-campora-mete-preso-a-gremialista-aliado-de-saintout-y-docil-con-vidal