"La calle de los sueños" un registro fotográfico de personas que viven en la calle

DDHH 10 de julio de 2019 Por
Julio Colantoni es fotógrafo y desde 2007 retrata a las personas que viven en situación de calle
15492077_734023006750829_7053262676185917035_n

Mi nombre es Julio Colantoni y hoy estoy especialmente molesto cuando debería estar feliz por la respuesta solidaria de instituciones y personas varias. ¿Por qué mi enojo? Porque no veo una intención seria y comprometida de patear el tablero sino de tapar baches.

Son muchos años. MUCHOS.

Las fotos que les comparti son parte de un trabajo que vengo desarrollando desde 2007 fundamentalmente en CABA.

Cuando llegue a la toma 200, en la que había un colchón con un cartelito que decía: “No se lo lleve, aquí duerme una mujer embarazada”. Tuve que tomar decisión de dejar lo que hacía o profundizar el trabajo. 

Soy hijo de dos psicólogos y asistentes sociales. Mi viejo, asistente social del tribunal de menores jubilado, me permitió ver esa “otra cara” de la realidad desde que tengo uso de razón, creo que las primeras veces que lo acompañé a las villas tendría 9 años.

Desde aquel entonces, mi inclinación por tratar de entender primero y aportar después para transformar es una motivación en mi vida, sea como sea.

Perdí la cuenta (la tenia), de la cantidad de personas fotografiadas, documentadas, estimo que debe rondar las 900 y cabe destacar que no salí a buscarlas sino que fueron, en su mayoría al paso, durante todos estos años de transitar la ciudad cotidianamente. Creo no errar si digo que la cifra, solo en CABA se multiplicaría por 4 o mas.

Los encuentros buscados fueron y son carpeta y grabador en mano, o bien, sin nada de ellos, para conversar sentado a la par.

Se llama “La calle de los sueños”. De la impotencia a la acción, de la desazón a la esperanza porque es desde ahí que lo encaro. Soy profundamente optimista y creo en el potencial de cada persona aunque veo que la balanza sigue inclinada para el lado mas desagradable.

En el proceso de trabajo investigación-acción, llegue al Monteagudo, ONG Proyecto 7, con quienes compartí distintas actividades utilizando la fotografía como recurso. Incluso en la elaboración del libro “La calle no es un lugar para vivir”.

Es difícil convivir con la certeza de que años tras año, aquello que yo vi, en 1979, y que me encargué de seguir mirando, sigue y peor, pese a algunas políticas bien intencionadas.

Link para ver las fotos

 

Boletín de noticias