Gira de Macri: crecen las sospechas de autoatentado

Política 27 de septiembre de 2019 Por
Varios periodistas expresaron sus dudas sobre el operativo de seguridad que cuidará del Presidente y recordaron el atentado de Bolsonaro durante la campaña en Brasil.

La gira del #SiSePuede comenzará el 28 de septiembre y llevará a Macri por 30 ciudades en un lapso de 30 días. Según fuentes oficiales, la seguridad presidencial será "más relajada" que en los actos e inauguraciones en los que suele verse un fuerte operativo que impide que se acerquen personas no autorizadas. Así lo revelaron en una reciente y sospechosa nota a La Nación: "Cerca del Presidente reconocen que no tendrán cobertura total para eventuales protestas. 'Vamos a asumir riesgos', reconocieron en Pro. La exposición había sido más controlada en la previa a las PASO, donde los actos, en formato 360, fueron en lugares cerrados y controlados, con acceso restringido para evitar escraches. Con Macri jugando sus últimas fichas, el operativo tendrá más protagonismo de los "voluntarios" de Juntos por el Cambio y relajará los esquemas de la seguridad presidencial. En cada destino buscó una locación abierta al público y se puso en contacto con funcionarios locales, entidades educativas y cooperativas para fomentar la convocatoria. Los actos tienen producción previa, aunque habrá lugar para imprevistos."

El "atentado" a Jair Bolsonaro

El actual presidente de Brasil fue acuchillado durante la campaña presidencial. El hecho ocurrió en un acto electoral en las calles de Juiz de Fora, en lo profundo de Minas Gerais, un Estado del sudeste brasileño. Una persona del público lo apuñaló en el abdomen. Antes del ataque, su intención de voto era del 22%.

La periodista Mariana Moyano recordó este antecedente y expresó su sospecha en su cuenta de twitter: -¿Y si está "buscando" un operativo Tramontina como el del país vecino?-.

El "secuestro" a Macri

Por su parte, Dante López Foresi también expresó sus sospechas recordando el secuestro que Macri sufrió en la década del 90 y las dudas sobre la veracidad del mismo. El periodista escribió en su cuenta de Twitter: -"Cuidado: que en las 30 ciudades en 30 días no aparezca ningún autoatentado como el oportuno de Bolsonaro en Brasil. Fui uno de los cronistas que cubrió el "secuestro" de Macri que lo lanzó a su carrera política en los 90, y nos dejó llenos de dudas. Mi obligación es desconfiar."-

Mauricio Macri fue secuestrado en agosto de 1991, estuvo 13 días en cautiverio y fue liberado 48 hs después de que su padre, Franco, pagara un rescate de 6 millones de dólares. El caso estuvo rodeado de sospechas y uno de los condenados, Juan Carlos Bayarri, denunció que fue torturado durante 72 hs para autoincriminarse. 

En una entrevista realizada por Agencia Paco Urondo, Bayarri reveló que estuvo 13 años preso, acusado de ser el cerebro de la “banda de los comisarios” que supuestamente secuestró a Mauricio Macri en 1991. Fue absuelto en 2004. La Justicia argentina determinó que su declaración autoincriminatoria fue realizada bajo torturas y condenó a los responsables por su detención ilegal y los posteriores castigos físicos: Carlos Alberto Sablich, Carlos Jacinto Gutiérrez, el entonces principal Alberto Alejandro Armentano y Julio Roberto Ontivero. Sablich fue durante mucho tiempo un hombre fuerte de la Federal. En 1991 fue el encargado de investigar el secuestro de Macri. Según Bayarri, Sablich y Macri tienen secretos en común. Por qué cree que el actual Jefe de Gobierno se autosecuestró. 

APU: ¿Cuál es su sensación después del fallo?

JCB: Antes del fallo tenía muchos temores, porque Carlos Sablich es un peso pesado, con muchas vinculaciones políticas, judiciales y policiales. Es amigo personal de Mauricio Macri, al punto de que él iba a ser el jefe de la Policía Metropolitana. Además está defendido por Ricardo Saint-Jean, hijo del gobernador de facto de la provincia de Buenos Aires, Ibérico Manuel Saint-Jean. Ese abogado conduce también el grupo de abogados por la Justicia y la Concordia, que defienden a los acusados por delitos de lesa humanidad. Pensé que a Sablich le iban a dar una pena menor. Estos fueron muchos años de lucha. Me enfrenté con todo el mundo. Me presenté ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1994. Es la primera denuncia de este tipo.

APU: ¿Usted estuvo preso acusado de formar parte de una banda que se dedicaba a secuestrar empresarios?

JCB: Lo que denominaron la “banda de los comisarios”, que entre otros empresarios supuestamente secuestró a Mauricio Macri en 1991. Toda esta historia comienza justamente con ese secuestro. Aparece un anónimo en el Juzgado de Instrucción Nº25, a cargo del fallecido juez Nerio Bonifatti. En ese anónimo me indican a mí y a otro colega de la Policía Federal como responsables del secuestro. Ambos éramos suboficiales retirados. En la misma fecha, la División de Defraudación y Estafa, de la Federal, realizan dos operativos, en Córdoba y en Buenos Aires. En Avellaneda, me detienen a mí y a mi padre. Mi padre era un hombre jubilado. Nos secuestran. A mí me llevan a donde antes funcionó el centro de detención ilegal El Olimpo y me torturan durante tres jornadas. Me aplican el “submarino seco”, me golpean en los oídos, me dan picana eléctrica. Simultáneamente ponen una bomba en mi casa, amenazan a mi familia.

APU: Su pelea durante muchos años tuvo que ver con demostrar que fue torturado y obligado a declarar en su contra. Ahora la Justicia le dio razón.

JCB: Tuve que luchar durante años. Logré que la Comisión Interamericana sancionara al Estado argentino por este caso. Todo lo que me hicieron fue probado por la Cámara de Apelaciones que me puso en libertad en 2004, anulando todo el proceso en contra mío. El 29 de mayo, el Tribunal oral condenó a algunos de los responsables de las aberraciones hechas contra mi persona. Digo “algunos” porque otros fallecieron y hay otros que están bajo proceso.

APU: ¿Por qué sostiene que lo de Mauricio Macri se trató de un autosecuestro?

JCB: Escribí el libro “Los frutos del árbol venenoso. El verdadero secuestro del caso Macri”, que ninguna editorial grande quiso publicar. Lo saqué de modo alternativo. Se vende solo en algunos puestos de venta de diarios y revistas. En el libro describo por qué creo que Mauricio Macri no fue secuestrado. Están las declaraciones, por ejemplo, de un compañero de causa mío, Carlos Alberto Benito, que dijo que Macri no fue secuestrado. Que todo fue inventado para que pueda ser llevado a la arena política. Después de ese hecho él se presenta a la presidencia de Boca y la gana. El secuestro le permitió ser un hombre conocido. Supongo que usted vio la película “Hombre en llamas”, donde los propios investigadores de la policía realizaban el secuestro. No hay forma de cobrar un secuestro si no está el apoyo de los que tienen que investigar el secuestro. Sablich es un hombre muy cercano a Mauricio Macri. ¿Cuál es el secreto que los une?

APU: ¿El elemento central que determinó que Macri fue secuestrado por la “banda de los comisarios” es su declaración autoincriminatoria?

JCB: Cuando la Cámara Federal anula lo actuado en mi perjuicio, no permite que se tome como prueba ningún elemento que haya partido de mi declaración. El único elemento válido que había era esa declaración, que como se demostró fue hecha bajo tortura. Solamente en la causa estaba el anónimo y mi declaración. Nada más.

APU: ¿Por qué cree que la prensa le dio tan poca relevancia a sus denuncias?

JCB: Ahora, porque nadie se mete con Mauricio Macri, tiene una protección absoluta. Además, nadie se quiere meter con la corrupción en las fuerzas policiales. Sablich es una persona con muchos vínculos políticos y judiciales. La jueza Servini de Cubría, por ejemplo, declaró en la causa a su favor. Sé que molesto con mis denuncias. Estuve 13 años preso. Hace 20 años que lucho por esta causa, que incluye gravísimas violaciones a los derechos humanos.
 
 
 

Boletín de noticias