Vidal abandona los hospitales públicos

Política 20 de octubre de 2017 Por
AVELLANEDA - Se hizo viral una foto del Hospital Fiorito: Los pacientes que vayan por una ecografía deberán llevar rollos de cocina.
22528243_10214226486953551_4698654404959589380_n
Fuente: Agencia El Vigía
A pesar del alto nivel de endeudamiento de la Provincia, en el hospital bonaerense emplazado en Avellaneda la falta de insumos obliga a pedir a pacientes cosas básicas, en este caso rollos de cocina y toallas para ecografías.

Hace pocos días, la gobernadora María Eugenia Vidal afirmó que "la salud no es un edificio" y que no le "interesa trabajar para cortar cintas", al responderle a la ex Presidenta Cristina Kirchner y a la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

La mandataria provincial ratificó que la intención de su gestión pasa por equipar con "tecnología y recursos humanos" a los centros asistenciales que funcionan en la provincia.

"Construir un edificio es la parte más fácil. Lo que vale la pena es poner equipamiento de última generación, que haya insumos, enfermeras y médicos para que la gente sepa cuánto hay que esperar en una guardia", fundamentó Vidal en aquella ocasión.

Sin embargo, para lo que nos ocupa del Hospital Fiorito no parece hacer falta que se corte ninguna cinta ni construya ningún edificio y menos aún equipamientos de alta generación. Lo que faltan son insumos básicos: papel y toallas.

Tan es así, que un cartel colocado en el nosocomio le pide a pacientes que lleven "rollos de cocina y toallas para ecografías".

De este modo, los trabajadores de la salud afrontan la falta de insumos pidiéndole colaboración a quienes deben ser atentidos, y no de forma gratuita, ya que sostienen la salud pública con sus impuestos.

Fuente: Agencia El Vigía