Bonadío allanó los domicilios de los detenidos en la represión del jueves para armarles causas

DDHH 16 de diciembre de 2017 Por
Detenciones ilegales, tratos crueles y allanamientos arbitrarios.
DRNRC-sX0AoYjnS.jpg-large

COMUNICADO DEL FORO CONTRA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL

48 horas después de las detenciones ilegales realizadas en las inmediaciones del Congreso, en las que 44 personas sufrieron tratos crueles e inhumanos, no sólo al momento de la detención sino también en las comisarias, donde fue necesario que familiares, organizaciones sociales e instituciones de defensa de los derechos humanos exigieran cuidados médicos para las personas lesionadas, unas 20 personas permanecen aún privadas de su libertad, luego de haber sido indagadas por el Juez Bonadío.

En al menos dos casos, el Juez Bonadío dispuso allanamientos en sus viviendas. Una de ellas es la docente que fue apresada cuando reclamaba la liberación de un compañero detenido en la puerta de la Comisaría 4ta de la Policía de la Ciudad en la madrugada del día siguiente a la movilización contra la reforma del sistema de previsión social que, de concretarse, afectará derechos de jubiladxs actuales y por venir y niñxs y adolescentes que cobran la AUH, entre otros grupos que merecen especial protección.

Esto evidencia el accionar persecutorio coordinado entre el Poder Ejecutivo Nacional a cargo de las fuerzas de seguridad federales y el Juez Federal Claudio Bonadío, que no sólo buscan justificar la represión ilegal sino coartar los más elementales derechos a la libertad, la integridad física y la movilización y manifestación popular contra políticas públicas de ajuste econóderechos.