CAMARAZO: Los reporteros gráficos marchan contra la represión

Política 26 de diciembre de 2017 Por
En las marchas del 14 y 18 de diciembre hubo más de 20 fotógrafos heridos. No importaba el medio para el que trabajaban. El miércoles marchan frente al Congreso.
Ver galería 25507888_10156025355499846_6912189148436644096_n
1 / 2 - Foto: Jaime Andrés

Si les disparan a ellos nos disparan a todos

Un fotógrafo herido al cubrir una manifestación podría ser un accidente. Veinte fotógrafos heridos -algunos de ellos con más de 10 balazos de goma en el cuerpo y varios con balazos en el rostro- es una decisión política. La decisión de amedrentar. La decisión de impedir imágenes que muestren el accionar represivo. La decisión de dar un mensaje al resto de la sociedad: si esto les pasa a los fotógrafos -un grupo profesional que está cumpliendo su trabajo- que les puede pasar a los demás... 
En las marchas del 14 y 18 de diciembre hubo más de 20 fotógrafos heridos. No importaba el medio para el que trabajaban. Hay fotógrafos heridos de Página 12, de Clarín, free lancers, de medios comunitarios, de agencias...
La represión fue feroz e indiscriminada contra los manifestantes en general y contra los fotógrafos en particular. No es la primera vez que esto sucede en Argentina. El año 1982 fue especialmente duro para ellos. La dictadura en retirada -especialmente post-Malvinas- fue especialmente violenta en la calle contra los reporteros. En aquella oportunidad organizaron un Camarazo frente a la casa de Gobierno. Mañana volverán a hacer lo mismo. Van a levantar sus cámaras en señal de protesta.
Nosotros vemos muchas veces lo que sucede a través del recorte particular que cada uno de ellos hace de lo que ve. Sus ojos son nuestros ojos. Si les disparan a ellos nos disparan a todos.

Por Cora Gamarnik