Muchas personas se han preguntan en la actualidad, para qué sirve el aceite de ricino. Existen numerosos beneficios que provienen de este aceite. El aceite de ricino es prensado en frío y proviene de las semillas del Ricinus communis. Esta planta con flores crece a lo largo de las regiones tropicales, como la cuenca del Mediterráneo, África del este o India.

Es brillante, con muescas en las hojas y estas tienen varios colores, verde, marrón rojizo o púrpura. Tiene flores sin pétalos, sino que tienen picos tricolores amarillentos-verde o rojo. Esta planta produce un fruto espinoso en colores verde, rojo y escarlata. Sus semillas son grandes, ovaladas, muy similares a la de los porotos. Las semillas son muy tóxicas si se comen. Son ricos en triglicéridos, especialmente ricinolein, y contienen una proteína tóxica, la ricina.

Su composición

El aceite de ricino es un aceite vegetal de color amarillo pálido, sin olor ni sabor, algunos dirán que es realmente de mal gusto y tiene un fuerte olor desagradable. El aceite pertenece a los triglicéridos con ácidos ricinoleico, oleico y linoleico.

Estos ácidos ofrecen varios beneficios para la salud. El ácido ricinoleico es el componente principal del aceite de ricino. Tiene propiedades anti inflamatorias. Los ácidos que contiene, el ácido oleico y linoleico son ácidos grasos esenciales. Oleico es un omega nueve, ácido insaturado, graso y linoleico es un omega seis también ácido graso. Esto dos ácidos grasos esenciales son necesarios para una buena salud. Son esenciales para el cuerpo, biológicos y funcionales. El cuerpo no los puede producir.

Para qué sirve el aceite de ricino

El uso del aceite de ricino es milenario. Hoy en día se encuentra en muchos productos de uso cotidiano como: los cosméticos, jabones, champú, textiles, medicamentos, aceite para masajes, alimentos, productos de farmacia y muchos más.

Uso del aceite de ricino como medicamento

Se utiliza para el tratamiento de la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, parálisis cerebral, el reumatismo, la artritis y el estreñimiento.

Otros usos del aceite de ricino

Cuidado de la piel, cuidado del cabello, las quemaduras del sol, las abrasiones, inflamación, acné, pies secos, pies con hongos, pie de atleta, piel seca, picazón en la piel seca y escamosa, soriasis, estrías, manchas de la edad y mucho más. Se utiliza para el picor del cuero cabelludo seco y para el tratamiento de la pérdida del cabello.

Beneficios del aceite de ricino

Este aceite es un emoliente natural. Penetra la piel o el cuero cabelludo, de forma rápida. Estimula la producción de colágeno y elastina, y es un suavizante e hidratante de la piel. Colabora para mantener una piel de apariencia juvenil. La piel se torna más suave y más flexible. Debido a estas propiedades es beneficioso utilizarlo para el cuidado de la cara o como crema antiarrugas preventivas. El aceite de ricino se encuentra en muchos productos comerciales para el cuidado de la piel, y también en los caseros. Están contenidos en los champúes comerciales y de manufactura casera.

¡Atención!

El aceite de ricino debe utilizarse con moderación. Puede tener efectos secundarios. Si se toma puede causar diarrea, náuseas, vómitos o dolor abdominal. La dosis recomendada en no más de la mitad de una cuchara sopera por día. Asegúrate de leer todas las instrucciones antes del consumo o consultar a tu médico primeramente. El comprender primeramente para qué sirve el aceite de ricino, es esencial para un uso correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *